martes, 29 de diciembre de 2015

el tiempo no existe

navegando el río del tiempo
en el barco del pasado
el presente no existe
no hay trampa
es una caída libre
hacia el abismo
un método extorsivo
del demonio más borracho
transforma la duda en agonía
la agonía en el deseo por el final
¿hacer de mis ideas
un hotel para la nostalgia?
si el beneficio es de esos
que temen al futuro.