domingo, 29 de agosto de 2010

Inseguridad. El tema que sigue siendo una moda y no una busqueda de reflexión
(Dedicado a todos los pibes y las victimas de asalto que mató la sociedad)


Hace algunos dias hubo un hecho en San Martin donde murieron dos pibes de 16 y 18 años en un "hecho delictivo".Como no escuché reflexionar a ningun periodista sobre estas muertes y al saber que algunos de esos muertos podria haber sido yo y/o algunos de los tantos amigos que viven en el mundo marginal, y al sentir en mis ojos una agria sensación de tristeza por la muerte de estos chicos y una rabiosa impotencia por lo ignorante que es nuestra sociedad, quiero escribir algo al respecto...
No es casualidad, no es un libre albedrio, no es una elección, mucho menos voluntad, la marginación es consecuencia, causa y efecto, explosión desencadenada.
Tendría doce, quizas trece años cuando pude ser testigo de como un policia ejecutaba a quemarropas a un "pibe chorro"conocido del barrio. El pibe se llamaba Adrian y tenia tan solo 16 años. Robaba y se drogaba .
Esa tarde como tantas otras se acercó hasta la avenida que divide a la villa de la sociedad, para frenar y asaltar algun coche a mano armada, pero esa maldita tarde arriba de un auto no lo espero otra victima a quien quitarle dinero y pertenencias, sino que esta vez su victima fueron dos balazos en el pecho y uno en la sien, el coche que intentó frenar llevaba a bordo un policia de civil, destinado a esa tarea: la de simular ser un coche más y asi "bajar de un Tiro" algun negrito.
Esa imagen, la de Adrian tirado en el borde de la calle con la cabeza completamente llena de sangre y con su cuerpo temblando por las convulsiones nerviosas, abundan por aca, en las villas de Buenos Aires: puedo estar horas y horas relatando y contando las historias de cuantos pibes murieron a manos de las balas. Sin ir más lejos el 2009 que pasó aca en La Gardel, se llevó la vida de "El Gaby", que tan solo tenia 13 años y murió despues de que la pequeña moto en la que venía junto a un amigo fuera embestida de atras por un patrullero, que no contento con el hecho de ya haberlos chocado y obligarlos a caerse, le paso dos ruedas por encima a ambos chicos, siendo "el Gaby" quien recibió la peor parte, ya que murió instantaneamente a causa de que las ruedas del vehiculo policial le aplastaron la cabeza.
En menos de dos meses caería también "El fino", otro chico de 16 años que murió en un enfrentamiento con la policía. Cayendo en la crueldad de las estadísticas, podríamos apreciar que por semana deben morir, caer heridos o presos muchos pibes menores de 18 años. Si multiplicamos la cantidad de muertos por la cantidad de villas que hay en el cordón urbano de la provincia nos encontraremos y descubriremos cual es la verdadera realidad de la gente que vive excluida del cuerpo social.
No es que "entran y salen" como piensan muchos. No busco justificar la violencia, porque la violencia es siempre una acción dañina para el cuerpo, y los ángulos desde donde uno puede observar la violencia son tan diversos que se produce un concepto que excede a la clase social de donde uno proviene, hoy la violencia está en todas las clases, sean bajas-medias-altas-masomenos-excluidas,ignoradas -enjuiciadas (condenadas).
Hoy en día cuando aparece un robo violento hay que analizarlo con la mayor seriedad y autocritica posible aunque el noticiero en vivo y en directo nos sumerja en una fantasía al estilo cuento religioso clásico, donde de un lado hay siempre un angelito bueno y del otro hay alguien malo. Dejarse adormecer tan fácilmente por tan mediocres y despreciables almas quiere decir que el estado de nuestra reflexión es muy pobre.
En esta cuestión lo que está mal no es el pibe que roba y mata ni la victima por resistirse, lo que está mal es la sociedad, si la sociedad estuviera bien el panorama presente y para el devenir sería mas lindo. No habría pibes que están saliendo a buscar lo que todos quieren:dinero, objeto al cual algunos llegan fácilmente y con una carga mas liviana o por herencia. Y otros se pasan la vida con una cantidad mucho mas reducida y con el agregado de siempre desear a la otra parte mejor acomodada. Esta diferenciación produce una desigualdad, una anulación de la igualdad y un desequilibrio social que inevitablemente y por naturaleza va a generar violencia.
Si hace diez años, (miren que fácil parece a simple vista el asunto), todos aquellos que reclaman seguridad, mas control y vigilancia, represión, tortura o amoldamiento cultural y psicológico, hubiesen tenido un mejor criterio y una estética menos prejuiciosa la hora de pensar, hoy la realidad seria otra y menos cruel. Nos falta conciencia cuando hay un caso como el de estos chicos que mataron en San Martín, no tan solo ni siquiera nos fijamos en quienes serian, si tenían familia, como fue su infancia o que sueños tienen, lo alarmante es que tampoco sea algo que sensibilice al sentido común, sino todo lo contrario, para la sociedad es todo un alivio que mueran tantos "chorros".
El que no muere va a la cárcel, el que sale de la cárcel sale completamente resentido (y con todo argumento) y decidido a matar, a vengarse de esa sociedad que la única manera que tuvo de ayudarlo fue encerrandolo en un lugar llamado cárcel, que es peor que el mismo infierno de los católicos, ya que a este no lo gobiernan demonios con aspecto monstruoso, y no hay látigos ni lagunas de azufre, sino que hay humanos, verdugos de carne y hueso.
En la cárcel hay hambre, angustia, olvido, rencor, remordimiento, constante maltrato, espacios físicos deteriorados hasta mas no poder, humedad de almas y corazones, encierro, ahogo, tristeza, y lo mas cruel de todo: total resignación a aceptar eso como algo natural en la vida de uno.
Siento la necesidad y tengo derecho por mis cinco años de ser habitante del lugar, que la violencia y la violación de derechos humanos en una cárcel, no es culpa ni del guardia ni del preso, sino de la ciudadanía, de la humanidad entera, exigiendo y necesitando que exista un lugar como la cárcel ,el guardia no es mas que un pobre peón, quizás el mas peón de todos los peones que tiene este sistema.
El perfil de un guardia casi siempre es similar: pobre, campesino, sin estudios y completamente ignorante, que la dan una chapa, un palo y le dicen que es el poder y el remediador de la sociedad, y el estupido se lo cree y lo hace carne.Por eso trabaja tres y hasta cuatro dias seguidos, a veces pasan mas tiempo trabajando como carceleros que en su propia casa, por eso es normal que su personalidad sea la de alguien autoritario, siempre verdugo y de mal humor, con cara de malo, es la consecuencia que le trae saber que es un esclavo total de la mentira capitalista.
Los verdaderos guardia-carceles son los ciudadanos, que hacen de la cárcel la fuente de agua donde se lavó las manos pilatos, es decir, el lugar por excelencia para descartar sus culpas, su falta de conciencia, su miseria existencial. "Todo es culpa del negro hijo de puta que roba, así que se merece pudrirse adentro como una rata, y que sufra, si que sufra hasta mas no poder, hasta pudrirse".


22 comentarios:

Rojo al oeste dijo...

El miedo al infierno del que hablás, es lo que nos venda los ojos volviéndonos estáticos. Quién se hace cargo de decir que las cosas van a seguir empeorando por muchos años antes de empezar a repuntar como sociedad, si es que eso existe. Por ahora seguimos tapando el cielo con el meñique y tratamos de zafarla a diario. Un abrazo, buen aporte tu perspectiva sobre el tema.

Damián

Lelio dijo...

Cuanto dolor rabia impotencia sinsabor siento al leer tu comentario sobre los chicos muertos en san martin, cada vez que leo sobre asaltos muertes toma de rehenes y muerte de uno o varios chicos,siento una rabia e impotencia que me desborda, porque se que los responsables somos todos nosotros de que sea asi, mucha gente dice hay que matar a todos esos negros villeros drogacictos de mierda y se me retuercen las tripas, cuanto mas facil o no pero al menos valdria la pena intentarlo seria que haya mas amor, trabajo, educacion salud,cuando nos daremos cuenta que la seguridad no depende de poner mas canas en la calle sino de incluirlos en una sociedad justa de verdad y ayudarnos entre todos para que cada dia seamos un poquito mejor y aprendamos a respetarnos, no es facil pero no creo que tampoco sea tan dificil, todas las mañanas cuando voy a mi trabajo veo gente en situacion de calle, durmiendo en pórticos, en los pasillos del subte b sobre cartones, niños descalzos casi desnudos con hambre de comida y sed de justicia, descalzos casi desnutridos pidiendo unas monedas a cambio de alguna estampita, me siento mal, dolido, rabioso,triste y pienso que en cuanto tengan la menor oportunidad como no van a portar un arma y salir a robar y matar si nosotros les estamos mostrando eso les estamos poniendo el arma en las manos dandoles como sociedad tanto resentimiento y marginacion, leo tu nota Camilo querido y estoy lagrimeando con una tristeza que me pone re loco porque esto no se termina aqui ni ahora, pero tambien pienso en todos los Camilos que dia a dia pueden salir de este infierno al que los condenamos nosotros la sociedad toda.
No sabes con que alegría leo tus mensajes, tus notas, tus poemas, conque satisfación disfruto con vos unos minutos compartidos en el chat, sabes lo mucho que te admiro, te respeto, seguí así no aflojes somos muchos los que te queremos y apoyamos.- un fuerte abrazo.-

Anónimo dijo...

Muy buena editorial, cambiar de punto de vista es algo a lo que la sociedad no está acostumbrada. Y nos vendría muy bien.
Al final de cuentas, todos queremos lo mismo, no?
Me gusta tu blog.
Slds
Evelin

Anónimo dijo...

muy cierto lo que decis pa, los 2 pibes que mataron en san martin son de la rana cerca de mi barrio,y por lo que se no lo mato el policia si no el hijo de adentro de la casa, el poli se hizo cargo pa armar una coartada de dedensa propia y armo toda la movida pa despegar al hijo y el siendo policia ya quedo libre de todo .. en fin saludos pa

Anónimo dijo...

No creo que mi comentario en este sitio sea tan pertinente, pero es lo más cercano a tu lectura que encontré... Acabo de leer de golpe y porrazo mucho de lo que escribís y no dejo de asombrarme y de pensar cuanta razón tenes sobre el tema y cuanto cambio hace falta en todas las cabecitas de la sociedad, no sólo en el pensamiento de la gente que tiene poder, sino en el pensamiento de quienes les damos poder a ellos, los ciudadanos comunes, porq la situación es responsabilidad de todos. Soy Maestra Jardinera, crecí en una ciudad del interior, en la que no se ven todas las cosas que se viven en Buenos Aires, en parte un crece más resguardado de todo esto porq hay muchas herramientas para que los que menos tienen, tengan cierto acceso a la cultura y a la educación, quizas no al mismo nivel de los que más tienen pero tenes un cierto acceso. Una de las ideas que siempre rondó en mi cabeza fue justamente, que hubiese sido de nosotros si nos hubiese tocado nacer del otro lado, particularmente nunca fui parte de los que más tienen pero tampoco de los que menos... y desde muy chica siento que todos podemos hacer algo para ayudar.
Me ha tocado estar del otro lado de "sus armas" la de los chicos de sectores sociales discriminados, me ha tocado tener miedo de andar por las calles, y ser arrastrada escaleras abajo de los pelos mientras recibía golpes, sólo porque mi cartera se enredó en mi brazo y pensaban que me resistía a darla, pero aun así, pienso en la razón que tenes cuando analizas las causas de como se llegó a esta situación, porque gente con menos recursos hubo siempre, pero nunca se llegó a este desinterés por la vida ajena, los discriminados por los incluidos sociales y viceversa, parece que la sociedad entré definitivamente en una guerra en la que ambos grupos quieren derriban al otro, sin darse cuenta que podemos encontrar un equilibrio y muchas cosas en común, unicamente si nos lo proponemos y peleamos por ello....... Admiro tu postura y la forma en que pensas....... muchos de los que si tuvimos acceso a cierta educación no hemos leído autores como los que manejas, y muchos ni siquiera lo comprenden, aun con estudios y todo..... los educados podemos ser más ignorantes que quienes la pelean..... seguiré leyendo tus líneas, muy interesante y adelante que se puede, el mundo necesita más gente como vos!

Danii dijo...

La verda me konmobio mucho lo ke dijiste. es komo ke refleja mucho la realidad. Y todo lo ke dijiste, absolutamente todo, es tan real y triste. es lo ke se refleja kada dia.
Esta mal todo lo ke se hace, tanto la carcel komo matar a la gente :/
Pero bueno, es la triste realidad ke vivimos :S
Perdoname ke no te respondi el comentario anterior pero no lo habia visto :S
A mi tambien me gustaria seguir en kontacto :)
Besos♥ y ke andes bien :)

Anónimo dijo...

http://colectivorenoleta.podomatic.com/entry/index/2009-07-29T11_19_12-07_00

Anónimo dijo...

…y sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario.”

Ernesto "Che" Guevara

gonssalom.blogspot.com

Fernanda dijo...

Camilo, en base a lo que escribiste me quedo pensando en 2 cosas: por un lado en el resentimiento que decis que lleva a los presos a volver a caer cuando salieron y por otro lado, en lo difícil que es considerar los dos puntos de vista: el del pibe sin educación ni posibilidades que roba y el del hombre que se mata laburando, padre de familia que deja huerfanos a sus hijos cuando le pega un tiro el pibe que le robó. Creo que ambas partes tienen "una razón", tenemos que pensar en ambos, porque ambos derechos se violentan.
En cuanto a lo q pasa en las cárceles es totalmente cierto, muchos investigadores y profesionales han advertido sobre ésto pero el sistema hace oídos sordos, como vos decis, es más fácil, más rápido y más "económico" amontonar a los "pibes chorros" y q reciban un castigo no? al final la reinserción q intenta la cárcel es una hipocresía...(Te felicito por el blog y el libro! fuerza y adelante! me quedé con ganas de escucharte en la Feria del libro de Córdoba)

salidadecontexto dijo...

Anoche escuché la entrevista que hiciste con Jose Ávila para el programa de radio "Furia Nacional" de Córdoba. Me dejastee realmente de cara loco, el coraje que tenes para llevar adelante todo este desafio en envidiable. La verdad sos un ejemplo inspirador. Me encantó conocer esto que haces, de a poco estoy leyendo todo.

Espero que sigas asi por mucho tiempo y que tus ideas incendien algunas mentes mas como la mia

Valeria Cervero dijo...

Camilo, hoy llegué a tu blog por primera vez y me impresionó mucho esta nota. Comparto mucho de lo que decís, y aprovecho para compartir tu texto con otra gente. Así como esta sociedad todavía tiene que dar respuestas reales por tanta indiferencia hacia los que no tienen oportunidades, sé que también hay muchos que están de acuerdo con lo que planteás y que tratan de hacer cosas todos los días. Claro que todavía nos falta mucho. Te felicito por el libro, por el blog, por tu fuerza y valentía.

Valeria

Rinaldo dijo...

Está perfecto lo que decís.
Compartimos que la culpa de lo que pasa es de la sociedad, no solo de su brazo ejecutor (policía, guardiacárcel). Pero tené en cuenta que "la sociedad" no es una entelequia, ni es algo homogéneo. La sociedad tiene muchos estratos distintos, no todos pensamos ni actuamos igual, y la villa, los villeros, también son parte de la sociedad.

Y en la sociedad, en tanto que individuos, todos somos culpables, pero no con el mismo grado de culpa: no es lo mismo la exacerbación que los medios hacen cuando se produce un delito, o los polítiquitos hijos de puta que reclaman mano dura para ver si mejora 0.3% su imagen, que mi tía.

Todos somos víctimas en un punto, y todos de algún modo somos responsables: el idiota que repite las imbecilidades que dice TN, por no tomarse el trabajo de poner dos neuronas a trabajar, es víctima de TN (porque es un pelotudo) y al mismo tiempo también victimario (porque termina siendo un hijo de puta) del pibe chorro que mata la cana porque la gente pide balas.

El problema está mas al fondo: necesitamos explicarnos como justamente en los lugares donde mas marginación existe, ganó De Narcováez en las legislativas 2008. Como puede ser que en esos lugares vale mas un celular o unas llantas que una escuela.
Necesitamos explicar(nos) por que las escuelas son vandalizadas, saqueadas y robadas por los mismos pibes que concurren a ellas. Ahí está el problema o parte de el: como hacemos para que la conciencia de clase (que es el primer vehículo para la movilidad social) llegue a aquellos que no llega actualmente.

Bueno el blog. Cuidá un poco mas la edición.
Un fuerte abrazo,
Rinaldo

Rondita dijo...

Hace cinco años puse un cyber a 2 cuadras de una villa (un cyber chiquito, 5 máquinas, un kiosquito, lo que me alcanzó con lo que pude juntar laburando como peluquero, mucho esfuerzo y todo a pulmón). En un principio varios me dijeron que estaba loco, que me iban a matar, que no iba a funcionar. La puse igual.
El cyber se llenaba de chicos de la villa, de entre 6 y 12 años. Los cuidaba, los animaba, los escuchaba, comprendía sus problemas y trataba de guiarlos, no eran clientes, eran mis amigos.
A los 2 meses comenzaron los robos, la misma gente de la villa (hermanos, primos, padres de mis clientes-amigos). No había mucho por robar (jamás recaudé más de 50 pesos) pero igual comenzaron a hacerlo. A los 15 días otro robo, a la semana otra y por último uno muy violento donde yo no fui el único perjudicado, sino 4 clientes y mi novia (le apuntaron a la cabeza con un revolver por más de 10 minutos amenazándola constantemente). Decidí cerrar, lo que para mi era el mejor trabajo del mundo (trabajaba de lunes a lunes 13 hs por día y lo hacía feliz) llegaba a su fin, mis sueños se terminaban. Mi mujer quedó traumada y cargada de rencor, yo..., bue sigo pensando que nadie vio nuestro esfuerzo, que por querer ayudar, hacer las cosas bien, casi me privo de una linda vida, de un hijo de 3 años, de mil recuerdos.
No tengo rencor hacia los que aplastaron mis sueños, ni se en realidad quienes fueron, hoy simplemente tengo miedo, no por que me vuelva a suceder, tengo miedo por mi hijo, por que él vea sus sueños pisados por la inseguridad.

Muy buenas palabras, seguiré leyendo.

loscaminosdeegurondita.blogspot.com

Debret Viana dijo...

De acuerdo. El analisis es simple, y enuncia lo obvio. Por desgracia, en la practicidad de los eventos, la "ciudadanía" es una abstracción con la que no podemos contar. Desde luego, considero que la responsabilidad del estado presente de las cosas nos incumbe a todos. Sin embargo, mientras profundizamos el debate teórico existe allá afuera - afuera del texto, afuera de la idea - muchos pibes como el de San Martin. Acaso es esperable que todo aquel que es robado se deje robar? Es pensable que aquel que es apuntado por un arma nunca se defienda? Los motivos por los cuales un pibe sale a robar con un arma no solo son eclécticos, sino que no es un acto del que enteramente es responsable (participa también la bendita ciudadanía abstracta). Pero estos conceptos se vuelven banales en el acaecimiento del acto mismo. Y no puedo ejercer la altanería filosófica de solicitarle a un ciudadano que esta siendo apuntado por un revolver que no responda si puede hacerlo. Seas quien seas, vengas desde donde vengas, te hayan fajado de pibe o vivido en un country, apuntar con un arma a alguien pone muchas cosas en juego. Entre ellas, la propia vida. No me parece insensato pagar con ella. Es uno de los requisitos de haber tomado un arma y amenazado a alguien con ella.

La filosofía es bellísima. Por desgracia, lo real es mucho peor.

Saludos.

Anónimo dijo...

estubo re bueno sinceramente te felicito porseguir adelante con tu carrera de poeta soy muy bueno segui asi y podes ser mejor que cualquiera chauuu

Verifone Blog dijo...

Hola capo, me hace muy bien el despertar de las conciencias de la juventud. Yo nunca pase por situaciones extremas pero se lo que es sentir el ojo verdugo de "la gente" sobre tu espalda por simple "portacion de rostro".
La mayoria de la gente de nuestro pais se nos parece, pero nadie se reconoce en el otro, en el odioso "negro de mierda".
Somos mayoria loco...y tenemos que despertar la mente dormida de todos los pibes que habitan en cada rincon de nuestro pais.

Aguante.

Diego, De Morris.

Anónimo dijo...

Me alegra de corazón ver tus expectativas en la vida, y que torciste el camino del destino. Comparto muchas de las cosas que decis. Es más he discutido con personas que maldecían cuando a las personas de las villas les hacian las casitas nuevas. Yo desde mi punto de vista siento que todos deberían tener los mismos derechos, a dormir en una pieza limpia, a bañarse con agua caliente. He caminado y visto lo peor en los angostos pasillos de la villa, y en la mugre y desatención donde descansaban las criaturas. Por eso comparto que el estado les dé condiciones de vida aceptables. Sino que tipo de reproche podrían recibir esas criaturas, el día de mañana, porque NO HAN CONOCIDO, nada más que lo malo. TE FELICITO DE CORAZON NUEVAMENTE. He conocido tu caso, y me acuerdo de vos cuando eras chico. Dios quiera que no cambies tu ética, porque sin dudas no va a servir de ejemplo, sino que no tenés idea las vidas que salvarás.

Anónimo dijo...

Tenes razon, se criminalisa, al pibe pobre, pobre de amor,pobre de justicia social, pobre de educacion. La sociedad nesesita que la cara fea sea esa y no los sectores dominantes programadores de la pobreza estructural etc...bueno vos lo decis maravillosamente. Un abrazo grande Eva

pablo dijo...

yo te hago una pregunta: ¿Porque siempre hablas de pibes de 16, de 18 años? es una edad muy baja para morir. o será que la vidan que llevn no les dá para más, vos elegiste seguir viviendo, las vez la encontraste en la literatura, porque no salis por tu villa Gardel a predicar lo que haces, porque no formas nuevos escritores y nuevos lectores, porque no cautivs con tus palabras a esos pibes para que vivan, dignamente, unos años más, vos tenes una herramienta potente, sos ejemplo de vida, contagia pues con ese ejemplo, asi no tendrás que hablar mal de policias ni de gente que ignora, asi no habran tantas celdas llenas de pibes como vos alguna vez sentiste la soledad de las rejas. un abrazo.

Star dijo...

Si tu amigo fue a robar, que espèrabas que haga el policia? No habia otra ecuación posible, tu amigo se la buscó.

Anónimo dijo...

Sos gigante flaco

Anónimo dijo...

Sos gigante flaco