domingo, 12 de abril de 2015

Poesía para un zapatista

Poesía para un zapatista

¡cuánto cuesta apretar ese botón que nos enciende!
sin tener que dejar la bondad abandonada
sin tener que dejar de ser niño

por eso es que amo a los zapatistas
pequeños dioses en medio de este infierno
endulzaron cada gota de la lluvia
remodelando el color de la pintura

manifiestan el poder de la sorpresa
el poder que no quiere el poder
acribillan sin balas a los dueños de la farsa
que nos condenan a un velorio cotidiano

llegaron casi al fondo de la utopía
demostraron científicamente
que una revolución se puede hacer sin rostro 

son una luz invisible para el imperio educativo
pero si sobreviven es porque desarman el caos
por algo la selva decidió criarlos
por algo los arboles le brindan refugio

y hasta las hojas de los árboles son escudos ante la metralla
del señor oscuro 
y la tiranía de vanos placeres

por más que se intente 
condenarlos a ser la nueva remera 
seguirán  brillando como un sol
en medio de esta pura noche inumana. 

3 comentarios:

Tabby Cordero dijo...

Yo sé que la REVOLUCIÓN es posible, como escribe Galeano, las utopías sirven para caminar. y allá vamos cobijados de sueños alcanzables...

Subcomandante Marcos dijo...

Votes o no votes ELEGI NO PROCREAR...

Diego Bianchi dijo...

Revolución sin rostro.