miércoles, 26 de abril de 2017

Los alambres de nuestra especie.

a la tierra nos arrojaron para construir el infierno
y entre las celdas más calurosas de la cárcel
andan cuerpos sin mañana 
pero con el aura despierta

los presos saltan y juegan 
sin llorar por el encierro
la cárcel es el mecenas
que paga los interés de todas las deudas
un chiste macabro de quienes tienen
el corazón impotente de poesía
esos que organizan 
una pelea eterna entre los mismos presos
para disfrutar desde el palco la orgía del castigo.

1 comentario:

Unknown dijo...

Hola Camilo! Como puedo acceder a tu libro de poesías. Vos lo envías? Y a la revista? Soy Eliana Ocampo de bahía blanca. Me gustaría mandarte un mail para charlar otras cosas. Besos loco, sos un genio.