martes, 24 de octubre de 2017

Poesía en la salida.

Poesía es intuir lo desconocido                                                    
y  desconfiar de los conocidos
arrancar las flores del paraíso
descreer del lenguaje
negarse a su tiranía

Poesía es reírse de los poetas
de sus barbas locas
y sus monumentales vestimentas

a los poetas sacerdotes
hay que invadirles sus bautismos
robarle  el agua bendita de sus misas
y dársela a los perros

poesía es el sonido del horizonte, si
pero también tener el hígado de acero
una semana incesante de locura
un mes que se niega a dormir.

No es catarsis, ni desahogo.
No es un tratamiento.
Es creación simultánea a la destrucción.

Síntoma más que remedio.
Revancha de las manchas
venganza de los corderos.

Ser astronauta sin siglo 20
recorrer el infinito sin moverse
no pedir perdón a nada
ni a la naturaleza

sino más bien jugar con ella
a sus juegos preferidos
lluvia para embarrarse
frío para pedir cariño.

Rimbaud fue mejor poeta cuando dejó
de escribir.
La poesía es del cuerpo.
y del inodoro que lo continúa.

4 comentarios:

Carolina Bugnone dijo...

Tu profundidad siempre me conmueve. Gracias

Emanuel Botros dijo...

me volo la nuca!!!

Anónimo dijo...

Sos un espiritud selecto.

Antonela dijo...

Uff! Gracias por compartirlo. Me uno al compañero que le voló la nuca.