miércoles, 8 de agosto de 2012

Competencia y asfalto

Ciudad de Buenos Aires, la capital de Argentina, el hábitat de las suelas, el escenario de mis planteos, la razón de muchas heridas, el lugar que tiene más marcas publicitarias que banderas argentinas, personas que renuevan a cada rato su moda, devotos de la resaca tecnológica del primer mundo, trenes donde la gente se cansa de viajar como bolsas apiladas, pero no protesta mientras el premio sea el sueldo de fin de mes. ¡Sueldo, sueldo, sueldo!; lógica de este caos, fragancia de este basural. Ciudad ubicada en un beso de lengua entre el agua y la tierra, en un orgasmo de la naturaleza llamado Río de la Plata. Ciudad que gracias a mercenarios conquistadores ligó de rebote un hermoso nombre quizás su mayor virtud, quizás su única sonrisa. Pero también hoy la máxima utopía volver a sentir y deleitarse con buenos, limpios y resplandecientes aires. No esta hoguera de caños de escapes, no estos rostros fríos que viajan en el tren y en loscolectivos, no esta paranoia de miedos al robo al desconocido que habita también tu suelo. Ciudad de Buenos Aires, laberinto de asfalto que te hace olvidar que es parte de un país llamado Argentina ciudad sin identidad, ciudad esclava del brillo de las ceremonias, un estado más de los Estados Unidos Ciudadanos que hablan en lenguaje de cajero automático y sobredosis de indiferencia. Vuelvo a decirlo, lo único lindo que tiene esta ciudad es el nombre.

6 comentarios:

Haiku dijo...

Tristemente cierto.

Haiku dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
lumpen dijo...

Realmente cierto, pienso que actualmente a la ciudad de buenos aires le esta quedando un poco chico ese lindo nombre.
Un abrazo capo!

Tilocca Matias (Licántropo Lunfardo) dijo...

Aca dejo la letra de un tema de la banda platense DON LUNFARDO Y EL SEÑOR OTARIO. SE LLAMA: Bs As NY.
"El cielo es una autopista, la ciudad huele a formol.
Elefantes de metales y montañas de hormigón.
Nauseabundos policías. Pirotécnica función.
El teatro está repleto, y la muerte es el telón.

Quieren meterte en el Borda o guardarte en un cajón.
Las pirañas de corbata te estrujan el corazón.
Con la mierda en las rodillas es difícil caminar.
Podrán joder el camino, pero no nos detendrán.

Ellos tienen oficinas, yo sólo te tengo a vos.
En verdad, últimamente, no me queda ni tu olor.
Será que extraño tus gritos. Tu locura es mi motor.
Será que extraño esos besos que siempre dicen que: "¡No!"

Bondis en Saavedra, birome y bandoneón
...será que nunca conocí New York.
Tu acento de porteña, cuervos alrededor...
esto está oliendo a Buenos Aires/New York.
Tu caparazón violeta, gusanos con reloj...
me estoy perdiendo en Bs. As. /N.Y.

Los corderos se deshacen en el buche del pastor,
un satélite agridulce saboriza nuestro show.
Una bolsa de esqueletos patrocina el comensal
y le escarba los colmillos con paciencia de hospital.

Los naipes sobre la mesa, me carteo una ilusión,
grito truco a los recuerdos, falta envido y faltás vos.
Las calles son un pantano, nena sos mi ventiluz.
Sonrió para la foto, luego dijo: "glu, glu, glu..."
Fuiste mi mejor poesía, fuiste mi mejor canción,
y si el verbo está en pasado no fue por mi decisión.
Será que extraño tus gritos. Tu locura es mi motor.
Será que extraño esos besos que siempre dicen que: "¡No!"

Bondis en Saavedra, birome y bandoneón
...será que nunca conocí New York.
Tu acento de porteña, cuervos alrededor...
esto está oliendo a Buenos Aires/New York.
Tu caparazón violeta, gusanos con reloj...
me estoy perdiendo en Bs. As. /N.Y.

Los gusanos nos rodean, los gusanos nos rodean...
Me están rodeando, me están rodeando, corazón...

Carlos Sanz dijo...

Te admiro.

Luciano Abel Arranz dijo...

Creo que Buenos Aires surgió irónicamente, porque en esa época ya olía feo.