viernes, 11 de noviembre de 2011

Agenda del dia de ayer

Agenda del dia de ayer

Me despierto, susurro, acovacho, me niego, me sacudo, me deslizo, me despego, me descontracturo, casi fragil me acomodo, me enduresco luego marcho.
Digo hola a una estatua, digo chau a los sueños, sincronizo y me arrastro como serpiente del cemento, arrebato mis musculos, compruebo que enciende mi motor capitalista, arranco de a gotas abandonando en el camino cantidad gris de pasta cerebral,
inevitable me entristeco, me cierro, me guardo, me callo y funciono, al rededor mil similares copias de mi modelo, que a pesar de todo siguen teniendo aspecto de humano, sospecho, me miran, me hago el otro y acepto.
olfateo limosna horaria, los robots tienen recreo, simulan ser de carne, ocultan sus traiciones, el olor a podrido de sus oidos y la humedad de sus neuronas.
Invitan a compartir su miseria corazonal, ahoga el desgarro lo espeso de su mentira, lo denso de su prejucio.
Entrego la tripa a la morgue sentimental de los trenes y los bondis de Capital, contemplo sus cadaveres com mezcla de odio y amor, a esta altura del dia la impotencia casi desploma lo agudo de cada gramo y molecula fisiológica de la esperanza.
Vuelvo en ruinas a la ruina y no hay consuelo, si no un ritual de exaltación a lo desgastante, a los laberintos de ansiedad, no se entiende como pueden idolatrar tanto al veneno anti-oxigeno, que se se refugia como cobarde en la piel desguesada de las figuras artificiales, mamarrachas asquerosas de la basura tecnicolor.
Caigo obligado, es que me empujo a derrumbarme, aunque con miedo esquizofrenico, de creer todo desvastado, y ni la almohada es remedio y ni el descanso es palpable, sino que un momentaneo lugar, para llorar nuestra obediencia.

6 comentarios:

Lelio dijo...

Camilo:
que exquisito placer leerte, hoy especialmente ansioso esperando tu nuevo libro, tan deseado, ayer cuando me entere de la noticia, una emocion grande, muy grande se apodero de todo mi ser, como estas creciendo poeta querido, respetado, admirado, te veo en programas, leo articulos en varios medios, sigo tu quehacer diario con el arte y tu trabajo intenso y solidario por los demas ayudando a tanta gente a crecer, sos un grande, grande, grande, te reitero, es para mi un deleite leer tu poesia, me deja tambaleando, pensando, con ganas de mas y mas.- voy a estar en la Biblioteca Nacional el martes 22.- te deseo muchisima suerte y todo el exito que seguramente tendras con tu nuevo libro- un abrazo con toda el alma poeta.-
Lelio

Eliane Marques dijo...

Camilo:

Tua poesia é como um soco, um tapa na cara, que me derruba e me levanta e me manda viver.

Um abraço,

Eliane, desde Brasil

El Escritor dijo...

Es buenisimo encontrar a alguien que te mueva, que te haga sentir esa cosita en la cabeza, ese zumbido que te sale de pronto desde adentro.
Estaba buscando inspiración, tratando de armar un personaje. Estaba en ese momento en que necesitaba del rostro espiritual del personaje, de las convicciones con las que carga, de esos ojos que se abren de repente hacia verdades, que le dan libertad de saberse vivo, de saberse suyo, y saberse humano. Creo que el personaje va a tener tus ojos espirituales.

Habia escuchado de voz, pero es la primera vez que te leo, y a decir verdad, vislumbre mi personaje.
Es un texto muy bueno,completo, y te deja ver desde otros ojos, una realidad que miramos pero no queremos ver.

"...un momentaneo lugar, para llorar nuestra obediencia..."

Abrazo desde aquí. Y toda la luz...

Alejandro.

Ramita dijo...

Muy bueno, alguna vez escribí mi pesar así... segui para adelante, está bueno leerte!

Besos

Rami

Anónimo dijo...

wow

blogus dijo...

he estado leyendote, me gusta tu trabajo.
desde El Salvador.
Gustavo Solís