viernes, 27 de enero de 2017

pisando, pensando, con pulso.

nos movemos entre el abismo
porque algún jefe curioso
nos lo permite
paseamos por los ruidos florales
entre los aromas mecánicos
dándole forma al aire
apretando en el momento exacto
al espíritu de la imagen
cada golpe es sincronizado
con la sonrisa más sensual de la luna
soy simultáneo al baile de asteroides
puedo explotar de tanta lluvia
quiero transpirar hasta que seamos
el mismo hierro fundido
pero seguimos obsesionados
en achicar la eternidad
mientras
sentados y a nuestra espalda
todos los milagros abrazan al infinito.