jueves, 12 de noviembre de 2015

Bifurcación

Bifurcación

ni yo sé cómo hice
ni en que venía pensando
pero me perdí en el camino al trabajo

naufragué 
y la recompensa fue la soledad
ahora nadie me prohibe soñar
y me dice para pintar
cuales son los colores permitidos
y hasta donde puedo correr
o cuál es el límite del patio
eso ya lo sufrí
cinco añitos en rejalandia
y otros tantos acá afuera

ahora si quiero puedo amar
a las vírgenes más paganas y sagradas
hijas de esos santos
que derrocaron dictadores

y que sembraron sonrisas en la tierra
que cosecharon alegrías para el campesino
y le dieron de comer
el hermoso pan de la conciencia
a la panza y la cabeza del obrero.


No hay comentarios: