viernes, 29 de abril de 2016

Desconfianza


¿Y si me pongo a gritar y no te bailo el olvido?
¿ Y si te niego el licor que embriaga las ideas?
¿Y si te escupo eso de uno en un millón?
¿Y si mi presencia inquieta todos tus planes?
¿Y si mi corazón vomita todo tu veneno?
¿Y si no me matás y quedo en eterna agonía?
¿Y si te devuelvo con abrazos todas tus piñas?
¿Y si mis odios no te tienen en su lista?
¿Y si me recibo de irreversible?
¿Y cuando el premio ya no sea el castigo?
¿Y qué onda si soy un caso muy extraño?
¿Y qué onda si estoy orgulloso de tu desprecio?
¿Y si lo más inspirador fuera tu desconfianza?
¿Y qué onda si mis preguntas sorprenden también a mi pasado?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

"¿Y qué onda si estoy orgulloso de tu desprecio?" eso es PODER jaja
me encantó.

carolina147 dijo...

Te sigo!

Anacanta dijo...

Lo que no soporta la violencia es ser ignorada.

Un saludo

Unknown dijo...

¿Y qué onda si mis preguntas sorprenden también a mi pasado?
Este verso encierra una pregunta que el poeta se hace a sí mismo, como si hablara con esa otra parte de él. Genial!

homosapiens nivel2 dijo...

estimado puede tomar contacto al correo oscarm_cea@hotmail.com
oscar muñoz cea
para tratar de traerlo a chile
saludos